seo negativo

SEO negativo con enlaces tóxicos: cómo detectarlo y corregirlo

Una de las bondades del marketing digital es el amplio abanico de oportunidades que ha puesto al alcance de la mano a pequeñas y medianas empresas. La fácil gestión e interpretación de muchas herramientas ha permitido que muchos negocios puedan estudiar y monitorizar el posicionamiento de la competencia, lo que ha llevado a muchos expertos en SEO a adaptar medidas desesperadas y poro éticas, como es aplicar técnicas de Black Hat SEO para destruir el posicionamiento de otros competidores.

¿Qué es el SEO negativo?

Como hemos empezado a explicar, el SEO negativa es una vertiente del Black Hat SEO que persigue la penalización y perdida de posicionamiento de una página web, generalmente la de la competencia. ¿Cuál si no?

Existen diferentes técnicas para conseguir este fin, como es enviar una gran cantidad de tráfico de baja calidad  a una web con el objetivo de que aumente su tasa de rebote, atacar a su servidor, contaminar tu link profile con enlaces procedentes de lugares de dudosa reputación, etc.

El ataque del enlace tóxico

Como si se tratase del timo de la estampita, el ataque del enlace tóxico es una acción de la que conviene estar prevenido. Un enlace tóxico es el enlace que proviene de una página web de baja calidad. Puede que ahora mismo te estés preguntado si tu nueva web, esa que apenas tiene unas semanas de vida y aún no ha aumentado su  Domain Autohithy es una página tóxica. La respuesta es no, a menos que sea una granja de enlaces, que esté llena de virus, de publicidad intrusiva o de spam, etc.

Pues bien, un ataque de SEO negativo mediante enlaces tóxicos consiste en enviar mucho tráfico desde estas webs a la de un negocio en concreto para que Google lo detecte y lo penalice por juntarse con malas amistades, por así decirlo. Y es que además de la procedencia de los enlaces, también debemos atender al anchor text. Si de repente todos tus enlaces empiezan a provenir de palabras que ponen en duda tu reputación, como “estafa”, “mentirosos”, o “el peor producto”; debes activar igualmente la alarma anti-ataque.

Fase de desintoxicación

Una vez que hemos detectado el ataque de SEO negativo con enlaces tóxicos, es el momento de pasar a la fase de desintoxicación. Para ello, seguiremos los siguientes pasos.

1.-Detecta los enlace tóxicos que apuntan a tu dominio.  Gracias a Ahrefs podemos descubrir que dominios nos enlazan y mediante que anchors texts.

2.-Prepara el Disavow. Si de manera cortés has solicitado la modificación y retirada de dichos enlaces a los webmasters de las webs negativas, pero no lo has conseguido, ha llegado el momento de pasar a crear un archivo .txt con los enlaces que quieres desautorizar para que Google ya no los tenga en cuenta. Puedes hacerlo de una página en concreto o para todo el dominio:

http:// www. dominiotoxico.com.es/enlace-malo-1/

domain: dominiotoxico.com

3.-Utiliza el Disavow Tools. Desde la sesión de Google Search Console de tu empresa puede acceder a la sección de desautorización de enlaces y subir el archivo del paso 2. En un día o dos Google te confirmará la actualización de tu perfil de enlaces y el buscador dejará de tener en cuenta los links tóxicos. Los enlaces siguen existiendo, pero ya no afectan a la reputación de tu web.

Si en un futuro necesitas volver a desautorizar nuevos links tóxicos, deberás descargar el archivo Disavow que ya subiste la vez anterior, y añadir los nuevos enlaces (sin eliminar los antiguos) y volver a subirlo-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *